jueves, 18 de octubre de 2007

La tradición manda.

Ahora que se acerca las fiesta de todos los Santos en la que mucha gente (y sin ánimo de ofender a nadie) se presta a celebrar la importada fiesta de Halloween desde aqui quiero hacer mención a una tradición que en mi isla (Gran Canaria) se celebra en algunos municipios y en otros se intenta recuperar: la fiesta de los finados o finaos.
Para quien quiera saber un poco de que va les dejo esta información:

La orden del cachorro canario y la asociación de vecinos Casco Histórico Vegueta-Triana La Unión mantienen viva, desde hace varios años, la tradición de los finados.
«Es un grupo de personas que hace cantos especiales en conmemoración de los difuntos, que van rondando por las casas y recogiendo alguna ayuda económica que se solía dar para encargar una misa por los difuntos del pueblo», explica el presidente de la orden del cachorro canario, Jaime Llinares.
«Esta tradición se perdió en Las Palmas de Gran Canaria hace muchos años», prosiguió, «teníamos una tradición de gran valor que no debíamos perder, sobre todo por una concepción destructiva de la globalización, en favor de otros ritos importados que nada tienen que ver con lo que nuestros antepasados hacían».
Llinares hace referencia con esta crítica a la celebración de Halloween, tan en boga en los últimos tiempos en diferentes colegios y salas de fiestas de la capital grancanaria. «La orden del cachorro canario quiere hacer pública su enérgica protesta porque esta fiesta tradicional canaria está siendo sustituida por Halloween, importado aquelarre carnavalero de brujas, que nada tiene que ver con nuestra entrañable y respetuosa noche de finados», denuncia Llinares.
La tradición de los finados era, eminentemente, familiar. El día de los finados se celebraba el 2 de noviembre. La víspera de ese día, la mujer de mayor edad de cada familia recordaba a los muertos, los finados, los que habían llegado a su fin. «La madre o la abuela contaba anécdotas de los finados de la familia y los hacía presentes con sus palabras», indica el presidente de la orden del cachorro canario.
Mientras tanto, se compartía una comida frugal a base de nueces, castañas y almendras, acompañadas de vino dulce o anís.
Luego se salía a la calle y la celebración superaba el ámbito de la familia y se trasladaba el rito a la calle con los ranchos de ánimas, que rondaban el pueblo o el barrio, según se tratase, al son de malagueñas o de algún otro tipo de canto sosegado.
La tradición sólo queda ya en algunos municipios como Valsequillo, San Mateo o Teror. De este último vino el rancho de ánimas de Arbejales, que el año pasado rondó la plaza de Santo Domingo.
En el entorno de Mendizábal se vio animado a su vez por cinco grupos folclóricos distintos hasta las dos de la madrugada. «Hicimos como antiguamente, llegamos hasta la plaza del Pilar Nuevo y allí colocamos las velas por los difuntos alrededor de la fuente», indicó la presidenta de la asociación de vecinos Casco Histórico Vegueta-Triana

6 Comments:

Rosita said...

Hola, muy interesante lo de la tradición de tu isla, de verdad. Yo tampoco estoy de acuerdo con celebrar Halloween, no tiene nada que ver con nuestras tradiciones. Por cierto, tienes un blog muy bonito.
Besotes

Yolypatch said...

Hola Mochi!
Gracias por tu mensaje! Eres una artista en muchas cosas y no solo patchwork!!!!
A mi me da mucha verguenza esa fiesta de Halloween: los niños van en grupitos llamando a puertas ajenas por la noche a mendigar caramelos o dinero "para chuches"(!) por una fiesta muy americana, y que no tiene ningún fundamento cultural para ellos. Me encanto la tradición que teneis en tu isla!!
Besitos

virtudes said...

Es necesario recuperar nuestras tradiciones y luchar por ello. Pero hay que tener en cuenta que la fiesta de Hallowen no es norteamericana, sino una tradición irlandesa y por tanto celta. Los irlandeses emigrantes en Estados Unidos la llevaron consigo, pero el tiempo la ha desvirtuado de tal manera, que se ha convertido en un carnaval de otoño y en un negocio. Tengo una amiga irlandesa que me cuenta todo esto y vive esta fiesta como nosotros vivimos las nuestras.Reniega de toda la parafernalia norteamericana, al fin y al cabo ella es europea como nosostros.
Tu blog lo acabo de descubrir y me encanta, directamente a Favoritos.

itziarpatch said...

Mochi muchas gracias por visitarme espero saber mas de ti

Carmen said...

Estoy de acuerdo contigo, nuestras tradiciones no tenemos porque perderlas, estamos acogiendo todo lo que viene del extranjero muy alegremente, ya pensamos si fuese al reves ¿ellos las tomarian como suyas y las celebrarian? Nuestros hijos deben de conocer nuestra historia.
Un abrazo

Anónimo said...

excelente tu blog
hay muchas cosas lindas
te dejo esta dire
tal vez te sirva

http://solomanualidades.blogspot.com/

 
MochiTown © 2008 ♥ Template by B.K